Recursos gráficos en la consulta dietética: Estado físico del paciente según porcentaje de grasa corporal y Evolución del porcentaje de peso perdido medio en pacientes sometidos a tratamiento hipocalórico.

Existen múltiples recursos gráficos interesantes en consulta dietética. Pero en concreto, dos de ellos, pueden ser limitantes a la hora de ofrecer un servicio eficiente. A continuación, se exponen ambos.

 

1. Estado físico del paciente en función de su porcentaje de grasa corporal total 1,2.

 

 

Figura 1. Estado físico del paciente en función del porcentaje de grasa corporal total. 1. Basado de NIH/WHO BMI guidelines. 2. Reportado por Gallagher et al. NY Obesity Research Center 

 

¿Qué utilidades tiene este recurso gráfico en mi consulta dietética? Y, ¿cuándo debo mostrarlo a mis pacientes?

Este recurso sirve de referencia para establecer un objetivo tanto cualitativo como cuantitativo en el tratamiento dietético de un paciente. Gracias a esta referencia gráfica se diagnostica cuál es el estado físico del paciente y en base a él, se establece un objetivo en el tratamiento dietético.

Debe ser utilizado en diferentes momentos a lo largo del tratamiento dietético que se ofrece a pacientes:

a) Durante la realización de la entrevista dietética es recomendable realizar en primer lugar, un análisis antropométrico. Entre otros datos, vamos a obtener el porcentaje de grasa corporal total del paciente. Este dato vamos a poder ubicarlo en un intervalo u otro de la gráfica. Y así, en función de su ubicación, se podrá establecer cuál es el estado físico del paciente (bajo peso, normopeso…) además del objetivo en el tratamiento dietético: aumento, mantenimiento o reducción ponderal.

b) Circunstancialmente y durante las visitas de control, también puede mostrarse a los pacientes con el fin de ver cómo van yendo los resultados. Sobre todo para contrastar con el porcentaje de grasa desde donde partieron.

c) En la última visita del tratamiento dietético puede utilizarse con el fin de resumir al paciente qué porcentaje de grasa corporal ha perdido.

 

Ejemplo #1:

Acude a nuestra consulta un varón de 25 años el cual desea perder peso. Tras realizarle el análisis antropométrico en nuestro analizador de composición corporal obtenemos un valor de 12% de grasa corporal. Si se ubica este valor en la parte correspondiente de la gráfica (varón entre 20 y 39 años) vemos que se encuentra dentro del intervalo de normopeso  (8-20% para varones de entre 20 y 39 años).

Por lo tanto, y en principio, no existe la necesidad de realizar un tratamiento de reducción ponderal. Puede darse algún caso en el que el paciente a pesar de tener un porcentaje de grasa saludable aún desee reducir su porcentaje de grasa (caso por ejemplo de deportistas para optimizar su calidad ponderal o mejorar su rendimiento estético). En estos casos es importante dejar muy claro al paciente que el tratamiento no se realiza bajo la necesidad de mejorar su salud, sino que se realiza con fines estético-deportivos.

 

Ejemplo #2:

Paciente mujer de 64 años de 90 kg de peso y 160 cm de estatura. Tras analizar su composición corporal en báscula se obtiene un 43 % de grasa corporal total. Si se ubica este valor en la gráfica se ve que la paciente se encuentra dentro de un intervalo de obesidad. Por lo tanto, se hace necesaria la aplicación de tratamiento hipocalórico con el objetivo de pérdida de peso.

Desde un punto de vista cualitativo, en algunos pacientes resulta evidente la necesidad de perder peso (se aprecia a simple vista que el paciente es obeso) por lo que inicialmente se podría prescindir de esta gráfica. Incluso en estos casos tan evidentes es recomendable su utilización. La razón principal es porque se va a poder cuantificar el porcentaje de grasa a perder, además de definir objetivos.

En el caso del ejemplo #2 (mujer de 64 años) el intervalo de porcentaje de grasa saludable se encuentra entre un 24 y 36%. Por lo que se podría establecer varios objetivos:

Objetivo saludable: consistiría en llegar al 36% de grasa corporal.  Al tener un 43% inicial, con perder un 7% de grasa corporal (respecto del peso inicial del paciente) se estaría cumpliendo el objetivo. Es decir, el 7% de 90 Kg son 6,3 Kg de grasa a perder.

Objetivo estético: se puede considerar como el punto medio entre ambos extremos (30%). En este caso, el porcentaje a perder sería de un 13%. En este caso, la pérdida de grasa rondaría los 12 kg.

Objetivo deportivo: se puede considerar como el límite inferior del intervalo o incluso menos. En este caso, si se acepta un 24%, la pérdida de porcentaje de grasa estaría en un 19% (43%-24%) y por lo tanto, los kilogramos de grasa a perder rondarían los 17 kg.

 

2. Evolución del porcentaje de peso perdido medio en pacientes con exceso de peso (ambos géneros) y sometidos a tratamiento dietético personalizado e hipocalórico.

 

Figura 2. Evolución del porcentaje de peso perdido medio en 117 varones sometidos a tratamiento dietético personalizado e hipocalórico.

 

 

Figura 3. Evolución del porcentaje de peso perdido medio en 157 mujeres sometidas a tratamiento dietético personalizado e hipocalórico.

 

Estas gráficas son realmente importantes en el tratamiento de pacientes obesos o con sobrepeso. Son fruto de la tesis doctoral del Dr. Cándido Gabriel García Alejo (2014) en el estudio prospectivo realizado sobre la evolución del peso en pacientes de ambos géneros sometidos a tratamiento dietético equilibrado y personalizado con carácter hipocalórico.

Uno de los objetivos de este estudio fue contrastar los resultados obtenidos con los expuestos por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) en su Consenso 2007 y revisado en 2011. (página 21) En este se establece, en relación a la pérdida de peso, que debe oscilar entre un 8-10% semestral. Paralelamente, se afirma que la pérdida de peso no es lineal en el tiempo.

Tras el trabajo de campo y el tratamiento estadístico de datos de dicho estudio prospectivo, se concluyó que:

– Efectivamente y tal como afirma la SEEDO, la pérdida de peso no es lineal en el tiempo.

– El porcentaje de peso perdido medio es de 10% en mujeres y 10,3% en hombres en un periodo de 6 meses.

– En el tratamiento semestral no existen diferencias estadísticamente significativas (p=0.05) en la pérdida de peso entre hombres y mujeres. Esto es debido a la personalización del tratamiento dietético.

Entonces, ante las preguntas de un paciente ¿cuánto peso voy a perder?, o ¿cuánto voy a perder por semana?, o bien, ¿es correcto el peso que llevo perdido hasta ahora?, ¿qué debes responder? Sin estos recursos gráficos es imposible responder correctamente a estas preguntas.

 

¿Cuándo debo mostrar esta gráfica a mis pacientes?

a) En la primera visita de información al paciente (dossier de venta o de servicio) donde se explica en qué va a consistir el servicio dietético.

b) En reiteradas ocasiones durante el tratamiento con el fin de mostrar al paciente que la evolución de su tratamiento es correcto.

 

¿Cómo debo comunicar al paciente las repuestas de las siguientes preguntas que se suele realizar?:

Nota previa:

En relación a los valores de peso, no es conveniente hablar al paciente en términos absolutos, sino en términos relativos.

Ejemplo: Si un paciente con sobrepeso tipo I pregunta cuánto peso va a perder por semana, una respuesta bastante recurrente entre los dietistas es responder entre 0,5 a 1 kg/semana. Si esta misma pregunta la formula un paciente con obesidad extrema, ¿La respuesta es la misma? Evidentemente no. Va a perder muchos más kilogramos el paciente obeso. Por este motivo, no se debe hablar en términos absolutos, sino en términos relativos (porcentaje de peso perdido y no, kilogramos de peso perdido).

 

PREGUNTA #1 DEL PACIENTE AL DIETISTA: ¿Cuánto peso voy a perder?

Se debería responder lo siguiente:

“Lo cierto Pedro (nombre del paciente) es que a esta pregunta se ha de responder en términos relativos y en base a esto podría darte una cifra en kilos. ESTADÍSTICAMENTE hablando, (mostrando la gráfica) se podría decir que en un periodo de 6 meses el peso podría descender entre un 8 y 10%, pudiendo esta cifra ser mayor en función de si factores tales como el grado de adhesión al plan dietético, el volumen y la frecuencia de actividad física, etcétera, son máximos. Por lo tanto, pesando 100 kg como pesas, la pérdida de peso podría rondar entre 8 y 10 kilos, aunque como te comento, puede ser mayor en función de lo que te acabo de explicar

Al principio del tratamiento la velocidad a la que se pierde es mayor que en el resto del tratamiento. A medida que se va avanzando en el tratamiento , tanto la reducción del grado de adhesión al plan dietético por parte del paciente , como al equilibrio conseguido entre la energía aportada por el consumo de alimentos y gasto energético total de nuestro metabolismo hacen que se ralentice la pérdida y finalmente se paralice.”

 

PREGUNTA #2 DEL PACIENTE AL DIETISTA: ¿Cuánto voy a perder por semana? 

Se debería responder lo siguiente:

Realmente la pregunta está mal formulada Juan (nombre del paciente), puesto que usted no va a perder la misma cantidad de peso a lo largo de todo el tratamiento. Es decir, la pérdida de peso a lo largo del tratamiento no es lineal en el tiempo. Al principio del tratamiento la pérdida de peso es más notoria debido a la pérdida de agua corporal y alguna pequeña cantidad de glucógeno y evidentemente grasa.

Además, en pacientes muy obesos la pérdida de peso se acentúa debido a que también se pierde algo de masa muscular debido a que la cantidad de grasa perdida son muchos kilos. Se puede minimizar parte de esta pérdida de masa muscular realizando ejercicios físicos con peso, por ejemplo, yendo a un gimnasio.

Por lo tanto y resumiendo, al principio del tratamiento se perderá más rápido y conforme vayamos avanzando en el tiempo dicha pérdida irá ralentizándose. En la siguiente gráfica que le muestro podremos ir viendo cómo va evolucionando su peso en el tratamiento.

Por poner un ejemplo Juan, en el primer mes, estadísticamente hablando usted puede perder un 3,5 %, mientras que en el segundo cerca de un 6 % de su peso inicial”

 

PREGUNTA #3 DEL PACIENTE AL DIETISTA: ¿Es correcto el peso que llevo perdido hasta ahora?

Los pacientes suelen hacer esta pregunta durante el tratamiento. Se debería responder lo siguiente:

¿Recuerdas María la gráfica que te mostré cuando viniste a informarte sobre el tratamiento? Pues bien, te la voy a mostrar de nuevo y vemos qué peso se pierde estadísticamente en 3 meses que es lo que llevas de tratamiento. (Mostrar gráfica al paciente). Fíjate María en la gráfica que para 3 meses de tratamiento se pierde alrededor de un 5% de peso. Tú llevas ya un 6,2 % por lo tanto, vas por encima de la media. ¡Vas fenomenal!”

 

Dr. C. Gabriel García Alejo

Dietista-Nutricionista

Dr. Ciencia y Tecnología de Alimentos

Biólogo especialidad Bioquímica

NOTA: Se ruega contactar con el equipo de Dietopro.com en el mail info@dietopro.com para subsanar cualquier error encontrado o sugerencias/mejoras para optimizar el contenido de este post.

No Comments

Post A Comment